miércoles, 17 de diciembre de 2014

Portrait of Los Brazos

Disfrutar de un concierto de Los Brazos te reconcilia con la energía y la urgencia del rock más seminal y de raíces. Este es un retrato a vuela pluma del grupo extraído de las corajudas canciones de su álbum de debut Delay. Nunca mejor dicho, ¡por sus obras les conoceréis!

Que un combo vizcaíno extraiga su nombre del tema Broke Down on the Brazos de la banda americana Gov´t Mule -el grupo liderado por el guitarrista Warren Haynes cuando descansa de la Allman Brothers Band- es toda una declaración de intenciones de su raigambre sureña. Por supuesto, cantan en inglés -para cuándo el paso al castellano, como postula el gran Hendrik Los DelTonos Röver- y, además, maman de los mejores afluentes del rock´n roll, blues-rock y boogie-boogie al sur del Mississippi.


El set list de su primer disco de versiones deja a las claras por dónde van los tiros de los chicos del texano río Brazos. I Know a Little de los Lynyrd Rednecks Skynyrd bordado en el fraseo y solo con una intensidad abrumadora. Old Kidney Stew is Fine del saxofonista de rythm and blues Eddie Cleanhead Vinson. Big Legged Woman del experimentado bluesman Freddie The Texas Cannonball King. Give me Back my Wig un boogie del aclamado Hound Dog "Seisdedos" Taylor. Lowdown in Lodi de John Creedence Clearwater Revival Fogerty con su pantanoso sonido emergiendo desde una garganta rota. Rollin´& Tumblin´ de Hambone Willie Newbern, un clásico a caballo entre el blues y el country que también versionara Dylan, entre otros. Up Around the Bend repite convincentemente con la Creedence. Baby, Please don´t Go de Big Joe Williams que personalmente descubrí como cover de los Them de Van The Man Morrison. Running Down a Dream del rostro pálido Tom Heartbreaker Petty. Waiting for the Bus de los ZZ High Voltage Top.

Decir a estas alturas Power Trío es quedarse corto, porque Guillermo William Gutiérrez a la guitarra y voces, José Miguel Txemi Gándara al bajo y coros y Alberto Koki Chamorro a la batería -estos dos últimos anterior sección rítmica de El Jinete Eléctrico es una superbanda local al más puro estilo de los Cream de Eric Clapton, la Experience de Jimi Hendrix o los mismísimos Nirvana de Kurt Cobain. Sí, habéis leído bien, con guitar hero incluido. Porque no considero hacer un demérito a los excelentes motor y corazón a válvulas del combo si lo rebautizo Los Brazos de William. Su versatilidad a la guitarra y la variedad de estilos que despliega y domina, junto con su capacidad para tocar con emoción tanto los pasajes rápidos como los lentos, hacen de él un intérprete con talento. William no alcanza semejante grado de virtuosismo con su voz, pero expresa con precisión evocadora unas letras que recita como un nativo, como si le resultasen cercanas.

Ver a la banda tocar Free Bird de los Lynyrd Skynyrd es un subidón de adrenalina con el que acabar una noche de rock inolvidable. Así que si pasan por tu ciudad, deja lo que estés haciendo y ¡corre a verles!