martes, 29 de mayo de 2012

La Clase de Danza de Edgar Degas


La Clase de Danza del pintor impresionista francés Edgar Degas, inmortaliza ese momento de expectación en el que el profesor de baile concentra las miradas de todas y cada una de sus alumnas. Más recientemente, hay que reconocerle a Cisne Negro, la película protagonizada por Natalie Portman sobre una esforzada estrella del ballet, la recuperación de la vieja polémica sobre las consecuencias de la búsqueda de la excelencia a cualquier precio.

En los 80s, en Fama, un grupo de chicos y chicas se sometían a los dictados de sus duros instructores para labrarse una carrera de esfuerzo, lucha y superación en una escuela de artes neoyorkina. Después llegaría Flashdance con Jennifer Beals como protagonista.



Nacho Cano también introdujo el concepto de danza y profesor en la canción titulada, precisamente, El Profesor de Danza, incluida en su disco en solitario Un Mundo Separado por el Mismo Dios. En fin, se nos quedaba en el tintero Billy Elliot -suena en el vídeo la canción A Town Called Malice, de nuestros adorados The Jam-, para acabar de reivindicar desde estas páginas la enseñanza del ballet.

Alabamos el temple y nervios de acero necesarios para impartir la lección del día, corregir errores, generar ilusión y fomentar el aprendizaje de esta disciplina del cuerpo. Por cierto, en los alrededores de mi casa puedo disfrutar de dos claros ejemplos modernos, en la Escuela de Danza de Ana Lara y en el Centro de Fitness Curves.